Por quinto año consecutivo renovamos SELLO RSA
SELLO EMPESA SOCIALMENTE RESPONSABLE 2023
 


Noticias
02/10/2023 | SALA DE PRENSA
Ayudas Europeas para Rehabilitación
Zaragoza aprueba 7,5 millones de euros en ayudas europeas para rehabilitar 250 viviendas en El Rabal, Las Fuentes y Casco Histórico
Se conceden 984.345,25 euros a 40 viviendas de la calle de Valle de Oza, en Balsas de Ebro Viejo, para desarrollar el innovador proyecto piloto InCUBE de rehabilitación integral y eficiencia energética
Además, se lanzan también las convocatorias europeas de 6,5 millones de euros para las mejoras en rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética de 27 edificios dentro del Programa de Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP) 
 
 
 
 
El Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado  este viernes, a través de Zaragoza Vivienda, tres convocatorias de subvenciones, por un valor cercano a los 8 millones de euros, para desarrollar proyectos de rehabilitación en hasta 250 viviendas de grupos residenciales en los distritos de El Rabal, Las Fuentes y Casco Histórico, y que se ejecutarán gracias a fondos europeos. Así lo ha detallado el consejero de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, quien ha estado acompañado, en su visita al conjunto urbano de Balsas de Ebro Viejo, por el concejal delegado de Vivienda, José Miguel Rodrigo.
 
 
 
 
Por un lado, en el marco del innovador proyecto piloto InCUBE, se ha lanzado la convocatoria para la concesión directa, con carácter extraordinario y por razones de interés público, social y económico, de ayudas destinadas a la rehabilitación de los cuatro edificios con un total de 40 viviendas situados en la calle de Valle de Oza en los números 1-3-5-7, dentro de área de Balsas de Ebro Viejo. La dotación económica de la ayudas para la presente convocatoria es de 984.345,25 euros, proveniente de los sobrantes de las convocatorias de ayudas a la rehabilitación de los ejercicios 2019 y 2020. Esto supone que cada vivienda podrá percibir hasta 24.600 euros para desarrollar el proyecto. El plazo para la presentación de las solicitudes se iniciará el 2 de noviembre y finalizará el 15 de diciembre de 2023. Las obras se ejecutarán en 18 meses.
 
InCUBE supone diseñar una solución industrializada ad hoc para los Conjuntos Urbanos de Interés, respaldando a los vecinos de entornos vulnerables y actuando sobre las carencias de los edificios. Es un proyecto de innovación europeo del programa Horizon de la European Climate, Infrastructure and Environment Executive Agency. InCUBE nace emprender la renovación a través de procesos de vanguardia estandarizados e integrados basados en la industrialización, las tecnologías innovadoras de energías renovables, la digitalización y la entrada de nuevos operadores en el mercado. Todo ello teniendo en cuenta la inclusión social, la integración de la perspectiva de género y la mejora de las cualificaciones de la mano de obra actual y futura. Las innovaciones desarrolladas se implementarán y probarán en los edificios piloto ubicados en: Zaragoza (España), Trento (Italia) y Groningen (Países Bajos). 
 

 

En el caso zaragozano supone la rehabilitación de un edificio de 40 viviendas en el barrio de Balsas de Ebro Viejo como inmueble piloto en el que demostrar las soluciones innovadoras desarrolladas. Tras un proceso de difusión del proyecto y selección de las comunidades, el edificio elegido fue el ubicado en calle de Valle de Oza números 1, 3, 5 y 7. La rehabilitación integral buscará mejoras en tres ámbitos principales: Eficiencia energética mejorando el aislamiento térmico del edificio e instalación de energías renovables, mejora de la accesibilidad con la instalación de un nuevo ascensor, y mejora de la conservación del edificio con la renovación de parte de las instalaciones y acometidas.

 
 
En concreto, entre las actuaciones se plantea el escaneado del edificio mediante escáner láser 3D, fotogrametría aérea con UAV y el trabajo con metodología BIM para generar un gemelo digital. Además, se instalará una fachada modular industrializada con elementos integrados, facilitando el montaje y reduciendo los tiempos de obra, además mejorar la seguridad y salud. 

Por otra parte se aplicará un sistema de producción energética mediante energías renovables (paneles solares híbridos y fotovoltaicos integrados). Tanto los paneles como el cuarto de instalaciones llegarán premontados e industrializados mediante un sistema de plug-and-play que permitirán su total integración en cubierta. Asimismo, se creará un sistema de monitorización, permitiendo realizar la comparativa entre la calidad del aire y el consumo energético antes y después de la rehabilitación. Los vecinos podrán ver la calidad del aire de sus viviendas, así como la producción y consumo de electricidad y agua caliente sanitaria. También habrá otro sistema de monitorización destinado al seguimiento de mantenimiento y funcionamiento de la instalación de paneles solares. Y, por último, se propone que la gestión de las energías renovables instaladas en la rehabilitación del edificio sito C/Valle de Oza 1, 3, 5 y 7 se gestione a través de comunidades energéticas por portal.
 
 



6,5 MILLONES PARA ENTORNOS RESIDENCIALES
Por otro lado, también hoy se han aprobado dos convocatoria de ayudas de Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP) por una cuantía máxima de 6.500.000 euros. Una será para la concesión directa a las comunidades de propietarios para rehabilitación residencial y vivienda social de Vizconde Escoriaza (124 viviendas) y Aloy Sala (56 viviendas) considerando las razones de interés social, económico y humanitario, y otra será por procedimiento de concurrencia competitiva simplificada el entorno residencial de Balsas de Ebro Viejo (30 viviendas). Estas ayudas se han aprobado este viernes en el Consejo de Administración de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, tras la Orden decretada por el actual Gobierno de Aragón, y después de un largo proceso que los anteriores gestores de la DGA ralentizaron a pesar de las numerosas peticiones de agilización por parte del Consistorio, que ya contaba desde inicios de año con los proyectos listos para ejecutarse en las zonas residenciales que ahora se verán beneficiadas. 

Estos fondos corresponden a la fase 1 del programa 1 de ayudas a las actuaciones de rehabilitación de barrios dentro del marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia financiado por la UE mediante fondos Next Generation. De esta manera, se da la oportunidad a tres ámbitos seleccionados en la Fase I situados en Las Fuentes, El Rabal y el Casco Histórico, de regenerarse como barrio en el plano residencial y urbanístico y abre la puerta a recibir más fondos en próximas fases para que más comunidades y barrios de Zaragoza se vean beneficiados. 
 
Por un lado, la convocatoria de ayudas directas afectan a 180 viviendas y tendrá un importe global de 4.995.670 euros. Se beneficiarán 124 casas del ámbito residencial de Vizconde Escoriaza-Andrea Casamayor, en Las Fuentes, con 3.412.040 euros; mientras que en Aloy Sala, en el Casco Histórico, el importe destinado será de 1.543.630 euros para 56 viviendas. En la práctica supone que la ayuda por vivienda tenga una subvención máxima de 21.400 euros, mientras que en las familias con vulnerabilidad alcanzará hasta 26.750 euros.
 
 
Por otra parte, los 702.230 euros destinados a ayudas de concurrencia competitiva se invertirán en la zona de Balsas Ebro Viejo, en El Rabal, donde hay 30 viviendas susceptibles de obtener estos beneficios, lo que supone también una ayuda máxima por vivienda de 21.400 euros y que en caso de vulnerabilidad se eleva hasta los 26.750 euros.

"Este gran proyecto europeo de rehabilitación urbana y residencial supondrá mejoras de eficiencia y accesibilidad (ahorro, confort y calidad de vida) en los tres conjuntos residenciales que suman 27 portales, 210 viviendas y 440 vecinos. Estos proyectos evitarán la emisión de 722 toneladas de CO2 al año, el equivalente a plantar 25.284 nuevos árboles, generando un ahorro energético superior al 60%, y crearán cerca de 130 empleos", ha recordado Víctor Serrano.

Para ambas subvenciones, podrán ser objeto de estas ayudas las obras encaminadas a la  mejora o rehabilitación de edificios de uso predominante residencial para vivienda, y que se hayan iniciado después de 2020. Es imprescindible que las actuaciones consigan una reducción de al menos el 30% del consumo de energía primaria no renovable y un 35% de la demanda energética anual global de calefacción y de refrigeración. Además, se pueden también incluir las obras de conservación y accesibilidad que necesite el edificio. Además, Zaragoza Vivienda, como agente rehabilitador, y sin coste para los propietarios de vivienda, asumirá actuaciones de urbanización, reurbanización o mejora del entorno físico en el ámbito delimitado. 
"El plazo para la presentación de solicitudes será de un mes, por lo que se iniciará el 15 noviembre de 2023 y finalizara el 15 de diciembre. Mientras que, para la ejecución de las obras habrá 26 meses, contados desde fecha de la concesión ayuda. Se podrá ampliar excepcionalmente hasta 28 meses cuando se trate de edificios o actuaciones que afecten a 40 o más viviendas. No obstante, y en todo caso, la ejecución de las actuaciones tendrá que haber finalizado antes del 1 de junio de 2026", ha apuntado el consejero Serrano.
Además, las subvenciones de este programa serán compatibles con cualesquiera otras ayudas públicas para el mismo objeto, siempre que no se supere el coste total de las actuaciones y siempre que la regulación de las otras ayudas, ya sean de ámbito nacional o europeo, lo admitan.
Para todos estos trámites, Zaragoza cuenta con la Oficina Municipal de Vivienda que coordina y ha constituido oficinas de proximidad en los entornos beneficiarios. Estas oficinas de barrio están al servicio de los vecinos y su objetivo es proporcionarles apoyo, acompañamiento y asesoramiento durante todo el proceso.
 
UN PROCESO LARGO 
Para hacer realidad estas ayudas, "el proyecto ha tenido que pasar distintas fases y ha superado algunos retrasos difíciles de entender", ha incidido Víctor Serrano. En mayo de 2022, el Gobierno de Aragón reunió a los distintos ayuntamientos para explicar la distribución de los fondos europeos correspondientes a la Fase 1 del Programa 1. Sin embargo, "no fue hasta julio de ese año cuando se envió desde la DGA la primera versión de la documentación y la consiguiente respuesta dando luz verde al proyecto del Ayuntamiento de Zaragoza, que se remitió al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana", ha detallado el consejero de Urbanismo e Infraestructuras. Hasta final de año, el Ayuntamiento realizó las correcciones requeridas y la remisión de toda la información, además de crear las cuatro oficinas de barrio correspondientes.

A partir de enero de este 2023, "desde el Ayuntamiento avisamos en repetidas ocasiones a la DGA de la necesidad de suscribir el convenio pertinente entre administraciones para desbloquear las ayudas y poder comenzar con los proyectos", ha recapitulado Víctor Serrano. Sin embargo, "el Gobierno de Aragón, entonces presidido por Javier Lambán, no desbloqueó el proceso hasta el pasado mes agosto, en el tiempo de descuento de su mandato, siendo la última comunidad autónoma en suscribir el acuerdo y liberar los fondos", ha lamentado Serrano. Ahora, y tras la Orden del actual consejero de Fomento, Vivienda, Movilidad y Logística del renovado Gobierno de Aragón.
 
Zaragoza Vivienda puede emprender, de la mano de los vecinos, estas actuaciones que "repercutirán en la mejora de la escena urbana y residencial y en una mayor calidad de vida para los residentes de estos conjuntos urbanos", ha concluido el consejero municipal.
 

 


Documentos: No hay documentos

Enlaces: No hay enlaces

2018 © Zaragoza Vivienda - San Pablo, 61 - 50003 Zaragoza (España)
Contacto | Mapa Web | XHTML 1.0 | CSS 2.0
Aviso Legal |